Schnitzel es Viena

Schnitzel es Viena

La experiencia de un viaje no está completa si uno no se toma su tiempo para probar al menos algunos de los platos y bebidas típicas del lugar que uno visita. Y en el caso de Viena, uno no puede irse sin haber degustado antes el café vienés, la famosa y rica tarta Sacher y su no menos conocido schnitzel.

Café helado en Viena, Austria

Un rico café vienés, pero helado. Perfecto para el verano

Así que como toda turiscuriosa que se precie, pude disfrutar de esta especialidad en un restaurante que me pareció más curioso, que bonito, con unos cuantos años de solera y unos camareros que me recordaban a aquellos que aún atienden en muchas tabernas típicas madrileñas.

Aunque el schnitzel estaba bueno, tengo aún mejor recuerdo de la ensalada de papas que lo acompañaba. También me llamó la atención la pequeña jarra en la que sirvieron el vino de la casa, muy rico también.

TURISCURIOSEANDO. VIENA. VINO DE LA CASA

Un típico Schnitzel, acompañado con un vino de la casa

Como no tuve tiempo suficiente para probar otros schnitzel y comparar, les recomiendo visitar este post, escrito en inglés, pero que hace referencia a algunos de los mejores lugares para degustar este plato tan emblemático: In Search of Schnitzel in Vienna

También te puede interesar:

This article has 2 comments

  1. Pero digo yo… ¿por qué he tenido que leer este post ahora? La hora de la cena, y yo viendo esas fotos y leyendo sobre esas ensalada de papas… Mauxi, me caes muy mal en este momento jejejeje

    • Jajajajaj, espero que después de leer este post hayas podido disfrutar de una cena muy rica, así no tendré tanto remordimientos 🙂

Leave a Reply