La Palma: Fuencaliente y su ruta de vinos

La Palma: Fuencaliente y su ruta de vinos

Gracias a su estratégica ubicación y a la exportación de su vino Malvasía, entre otros productos, La Palma llegó a ser en el siglo XVI el tercer puerto más importante del Imperio español, tras Amberes y Sevilla. La calidad de este vino era tal que no podía faltar en las principales cortes europeas y reconocidos autores como Shakespeare, Goldoni, R. Stevenson, Walter Scott y Lord Byron, alabaron sus virtudes.

Aunque el negocio decayó por diversos motivos, el Malvasía mantuvo su lugar de honor entre los caldos del dios Baco y la historia de la isla canaria continuó estrechamente ligada al mundo de la vid.

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

La ruta de vinos, en Fuencaliente, permite visitar 4 bodegas del municipio

Actualmente, en La Palma hay 19 bodegas inscritas en el Consejo Regulador, que embotellan más de 100 referencias, elaboradas muchas de ellas con variedades que sólo es posible encontrar aquí, como sabro, bujariego, gual, almuñeco, verdello, albillo, negramoll o listán, porque algunas de estas cepas se perdieron en casi todo el continente, 300 años después de llegar a la isla, durante la crisis de la filoxera (siglo XIX.) Además, a esto debemos sumar las bodegas no inscritas en la Denominación de Origen Vinos de La Palma y las bodegas privadas, con producción para consumo propio.

Fuencaliente y su ruta de vinos

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

El vino Malvasía de La Palma, llegó a estar muy cotizado en las cortes europeas

Como ya era hora de que se aprovechara el potencial turístico de estas particularidades del vino palmero, 4 bodegas del municipio de Fuencaliente (al sur de la isla), se unieron para promover una ruta de vinos.

Con las ganas que yo tenía de que algo así se organizara en La Palma, no podía perder la ocasión de hacer el recorrido y me apunté a una de las visitas guiadas. Una excursión de unas 2 horas de duración, que requiere poco esfuerzo y que también te lleva a conocer algunos rincones del pueblo de los Canarios, como la Fuente del Vino o la Iglesia de San Antonio Abad (1576)

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

Los Canarios: Lagar tradicional y la Iglesia de San Antonio Abad (al fondo)

Indudablemente, las protagonistas son las bodegas y la degustación de algunos de sus vinos, con un final en la bodega/restaurante La Casa del Volcán, donde ya más relajadamente, se puede disfrutar de una copa de vino de Fuencaliente y de una tapa elaborada con productos frescos de la tierra.

Las bodegas

Bodegas Teneguía:

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

El secreto mejor guardado de Bodegas Teneguía

Con 60 años de historia, es una de las más grandes de La Palma y la que, probablemente, aglutine mayor variedad de referencias. Agrupa en la Cooperativa Llanovid a unos 300 viticultores de varios municipios y sus caldos le han permitido posicionarse como una de las bodegas más premiadas de Canarias. Teneguía “esconde un secreto” excavado en la tierra, donde “duerme” el Malvasía.

Bodegas Carballo:

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

Bodegas Carballo

En contraposición al tamaño de Teneguía, Bodegas Carballo sigue una tradición familiar que se inició en el siglo XVIII, con una producción que intenta ser lo más orgánica posible y que llegó a exportar sus vinos a América. En la actualidad, se ha centrado en una producción más pequeña, pero de calidad, de la que están a cargo las nuevas generaciones. Su vino Carballo Malvasía Dulce 1997 ha sido catalogado como Excepcional, en la Guía Peñín 2013. 

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

Algunas de las referencias que embotella esta bodega familiar

Bodegas Juan Matías Torres Pérez:

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

Interior bodegas Juan Matías Torres

Algo similar ocurre con Bodegas Juan Matías Torres Pérez. Es una de las más antiguas de la isla, se fundó en 1885, y su historia merecería un capítulo aparte. Todo el proceso es artesanal y actualmente comparten la gestión la cuarta y la quinta generación, lo que permite combinar tradición, experiencia y nuevas ideas.

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

Uno de los antiguos lagares, que aún se utiliza para la elaboración de vinos

A pesar de una limitada producción, están elaborando vinos de muy buena calidad, sobresaliendo su Malvasía, con premios como la Medalla de Plata en el Concours Mondial de Bruxelles 2012, gracias  a su Matías i Torres Malvasía Naturalmente Dulce Cepas Viejas 2010.  

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

Vino Matías i Torres

También han innovado en la forma de promocionar y comercializar sus marcas. Me llamó especialmente la atención saber que en 2011, sacaron una colección “Minúscula”  de 550 botellas de Albillo 2010 Matías i Torres, numeradas y cada una de ellas con una etiqueta única, pintada a mano. Un artículo de colección.

Tips para turistas curiosos

El punto de encuentro de la visita guiada es la Oficina de Turismo de Fuencaliente. Es necesario reservar previamente, ya sea por teléfono o vía e-mail. En este enlace encontrarás toda la información tanto en español, como en inglés, holandés y alemán.

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

Fuencaliente es un lugar perfecto para combinar el senderismo y el enoturismo

Si vas en coche, es fácil aparcar en los alrededores, si prefieres ir en autobús, que aquí se le dice guagua, puedes usar la línea 200 que une Los Llanos con Fuencaliente y S/C de la Palma, la línea 201 (Fuencaliente – Mazo – S/C de La Palma) o la línea 203 que cubre el trayecto Los Canarios – las Indias – Hotel – Faro. Importante confirmar los horarios previamente.   

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

Cráter del volcán San Antonio

Una vez finalizada la ruta, se puede optar por almorzar en La Casa del Volcán, conocer el Centro de Visitantes del Volcán de San Antonio (y caminar alrededor de su cráter) o tomar el sendero GR – 131 para hacer el tramo de la Ruta de Los Volcanes, que pasa por el volcán Teneguía y cerca del paraje vitícola de las Machuqueras, y finaliza en el Faro y las Salinas de Fuencaliente (para regresar al punto de salida, se puede subir con el autobús 203)

FUENCALIENTE Y SU RUTA DE VINOS

El mejor souvenir, tras hacer la ruta del vino: los famosos almendrados del Bar Parada

La ruta del vino no estaría completa sin una visita al Bar Parada, donde es posible degustar un buen café barraquito (mejor si es con todo), una copa de Malvasía, dulces típicos y, por supuesto, sus afamados almendrados.

También te puede interesar:

This article has 6 comments

  1. Me gusta, aún siendo palmero desconozco muchísimas cosas del mundo de los VINOS, desde pequeño viví el de los PLÁTANOS. Me apuntaré para hacer una de esas rutas, nunca es tarde para aprender un poquito más y, si encima te gusta tomar un buen vino, nunca será tarde para aprender un poco mas. Gracias por informarnos!!!

    • Me alegro de que te hayas animado un poquito más a conocer los vinos palmeros y el meritorio que están realizando muchas bodegas de la isla. Espero que disfrutes la ruta tanto como lo hice yo, sobretodo porque aprendí un poco más de ese mundo. A tu salud! Muchas gracias por pasarte y comentar!

  2. Que gana de ir a probarlos

  3. Gracias por acercarnos a tu experiencia y dejarnos además valiosos comentarios, saludos!

Leave a Reply