Lisboa: el mercado de Ribeira y la feira da ladra

Lisboa: el mercado de Ribeira y la feira da ladra

Bien dice la sabiduría popular que a mal tiempo, buen cara. Así que si en mitad de un corto viaje un día amanece lloviendo, no queda otra que reajustar el plan y buscar alternativas.

Lo más fácil sería seguir durmiendo hasta que vuelva a salir el sol, pero si eres de esas personas que no logran conciliar de nuevo el sueño, la solución es buscar lugares cubiertos como museos, iglesias o centros comerciales.

Otra posibilidad es visitar esos mercados y rastros emblemáticos, históricos o turiscuriosos, que hay en todo destino. Dicho y hecho. Me puse mi chubasquero, me subí al lisboeta tranvía 15 en la Plaza de Figueira y me fui a Cais do Sodrés para conocer el Mercado de Ribeira. 

Visitar el Mercado de Ribeira y la Feira da Ladra

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

El Mercado de Ribeira abrió sus puertas por primera vez en 1882

El Mercado de Ribeira

Con más de 130 años de historia, este edificio de casi 10 mil metros cuadrados y dos plantas, que se levanta en la Avenida 24 de julio de Lisboa, se inauguró en 1882, aunque ha sufrido varias modificaciones a lo largo de su existencia.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Detalles decorativos en uno de los puestos del mercado

Originalmente, el Mercado da Ribeira Nova se concibió como un centro de comercio mayorista, pero desde el año 2000 se mantiene únicamente la actividad minorista. Adicionalmente, comenzaron a desarrollarse diversas actividades socio-culturales que continúan programándose en la actualidad, de miércoles a domingo, e incluye bailes (Bailes da Ribeira), festivales de cine o presentaciones de libros.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Nave central del mercado, que abre todas los días a las 6 de la mañana

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

No sé si por la lluvia, porque era la mañana de un miércoles o por ambas razones, cuando visité el Mercado de Ribeira había muy pocos clientes y la mayoría de los puestos abiertos se concentraban en la nave central. Aún así, daba gusto ver la calidad de la fruta y de la verdura fresca. Hasta tenía ganas de aprovechar la visita para hacer la compra, pero en esta ocasión sólo tocaba observar.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

El mercado también cuenta con una sala de exposiciones donde pueden verse fotografías que narran la historia del edificio; y los domingos en la mañana, en la primera planta, puede visitarse el Mercado de Coleccionistas.   

Actualización agosto 2014:

Si visitas Lisboa próximamente, te encontrarás con un mercado totalmente diferente al que te he descrito, porque la ciudad decidió sumarse al boom de los mercados gourmet, y tras una completa remodelación de sus 3 mil metros cuadrados, inauguró en junio de 2014 el que es en la actualidad el gran espacio gastronómico y de ocio de la capital portuguesa.

MERCADO DE RIBEIRA Y LA FEIRA DA LADRA

Esta es la imagen del nuevo Mercado de Ribeira, transformado en un moderno espacio gastronómico. (Foto: Directo al Paladar)

La gestión del nuevo Mercado de Ribeira está a cargo de la revista Time Out, que seleccionó a los mejores restaurantes lisboetas para darse cita en este histórico edificio. Así que además de frutas y verduras frescas (al parecer reservaron varios puestos para los antiguos comerciantes), ahora también podrás elegir entre sushi, hamburguesas gourmet o cócteles.

Hasta un restaurante con dos estrellas Michelin se ha sumado a la variada oferta – Vila Joya del Algarve, del chef Dieter Koschina – y cinco de los mejores chefs portugueses han adaptado su cocina de autor, para que sus propuestas sean asequibles a todos los bolsillos. 

El Mercado de Ribeira está ubicado en Cais de Sodré (av. 24 de Julho), muy cerca de Chiado y de Bairro Alto, dos de los barrios con más ambiente nocturno de Lisboa.

El Barrio Alto y el Elevador de Bica

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Entrada al Elevador de Bica, en la Rua da Boavista, muy próximo al Mercado de Ribeira

Una vez que la lluvia decidió dar una tregua, me dirigí a la parada del elevador de Bica, en la Rua de Boavista, apenas a un par de manzanas del Mercado. Este es uno de los funiculares más utilizados, aunque es tan pequeño que no lo parece.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

El pequeño elevador de Bica, tras llegar a lo más alto del recorrido

Se inauguró en 1892 y a lo largo de su recorrido pueden verse callejuelas y casas antiguas. En algunos tramos incluso se podrían tocar las puertas de algunas de ellas, dado lo estrecho de la vía Bica de Duarte Belo.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Fachada del Museo de Farmacia de Lisboa, enfrente está el Mirador de Santa Catarina

Una vez llegas a la “cima”, sólo hay que dar un corto paseo por la calle Marechal Saldanha para llegar al Museo de Farmacia y al Mirador de Santa Catarina, también conocido como “Adamastor” por la estatua del monstruo que adorna el lugar.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Mirador de Santa Catarina, o Adamastor, durante las obras de renovación

Es un lugar agradable, con buenas vistas del río Tajo y del puente 25 de abril. Dicen que es el favorito de los jóvenes (otros dicen que de los hippies) aunque cualquiera que quiera disfrutar de las privilegiadas vistas y del atardecer es bienvenido. En abril de 2013 estaban en obras los alrededores y los dos kioscos estaban cerrados. ¡Otra razón para volver a Lisboa!

Feira da Ladra y barrio de La Alfama

Si te van más los mercadillos o rastros, entonces tu lugar es la Feira da Ladra, a donde puedes llegar en el tranvía 28, que tiene una parada muy cercana al Elevador de Bica.

Esta Feira, que en español podría traducirse como “mercadillo de la ladrona”, puede visitarse todos los martes y sábados desde tempranas horas de la mañana, hasta las 3 ó 4 de la tarde.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Mercadillo Feira da Ladra y edificio del Panteón al fondo

El rastro está situado en un entorno privilegiado, ya que lo rodean el Monasterio e Iglesia de San Vicente de Fora, el Panteón Nacional de Santa Engracia  y el Campo de Santa Clara.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

En este rastro es posible encontrar casi cualquier cosa nueva o usada

Este es un mercadillo para coleccionistas y gente curiosa porque aquí puede encontrarse casi cualquier cosa. Imagina un objeto: discos de vinilo, relojes, revistas, cuadros, electrodomésticos, cámaras de fotos analógicas… y seguro que alguien lo tiene a la venta, aunque a veces no en las mejores condiciones.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Si te lo tomas con calma, puedes pasar por aquí un par de horas sin darte cuenta. Cuando te canses de curiosear, puedes visitar el Panteón, especialmente por su mirador (si no te atrae la historia) o empezar a recorrer las calles del barrio de La Alfama, uno de los más tradicionales de Lisboa.

Lugar de residencia de pescadores durante muchos años, La Alfama debe su nombre a la primitiva definición árabe “Al Hamma”, referido a la existencia de unas termas, lo que da indicios de la influencia musulmana que puede observarse en numerosos rincones.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Dibujos a la venta en una pequeña galería de La Alfama

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Barrio de La Alfama

En la actualidad, no queda nada de esas termas, pero a cambio, mientras caminas por sus pendientes adoquinadas, tropezarás con pequeños puestos de fruta, ropa tendida en los balcones y ventanas (¿nadie teme que se las roben?), fachadas de azulejos y, por supuesto, pequeños restaurantes y lugares donde escuchar fado. Especialmente en los alrededores de Largo do Chafariz de Dentro, donde también puede visitarse el Museo del Fado.

MERCADO DE RIBEIRA Y FEIRA DA LADRA

Largo do Chafariz de Dentro y Museo del Fado al fondo

Lo importante es caminar sin miedo a perderse y con ganas de descubrir la esencia de la ciudad.

También te puede interesar:

This article has 13 comments

  1. Para quienes viven en Lisboa, visitar este mercado es una buena oportunidad de consumir productos frescos. Para los viajeros, una alternativa a otros lugares mas turisticos y una forma de acercarse a la vida cotidiana de la capital portuguesa.

    • Totalmente de acuerdo. Aunque no niego que tengo muchas ganas de ver la nueva cara de este Mercado, ahora más gourmet. Gracias por pasarte y comentar. Feliz día!

  2. Acabo de descubrir en este blog el Mercado de Ribeira! 
    Buena idea el ir actualizando la información :o)

    • Me alegro de que este post te haya servido para descubrir uno de esos rincones de Lisboa que en su momento pasaban un poco desapercibido. Me gustaría ir ahora para ver en persona cómo ha cambiado el Mercado. Saludos viajeros!

  3. Menudo cambio que pegó el mercado ¿no?
    Genial el resto del paseo turístico que nos brindas, lo uso fijo en mi próxima visita a Lisboa, que solo he recorrido el medio-norte portugués! 
    Aunque quizás me salto el Mercado jaja

    • Hola! Yo incluiría el mercado sólo para comprobar si es verdad que conservaron los puestos de los vendedores de frutas, pescado, flores, etc. Era lo que le daba más encanto, a mi juicio. Espero que te sirvan mis tips sobre Lisboa, creo que te gustaría mucho la ciudad. Feliz fin de semana!

  4. Muchas Gracias, a ver si recopilo todo lo que has publicado de Lisboa y lo tengo presente para un futuro viaje 😉

  5. Buenas tardes, os ha dicho alguien que vuestro sito web puede ser adictivo ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

  6. Muy completa la entrada y muy correcto: caminar sin miedo a perderse. Si no te pierdes, es como si no hubieráis caminado por estas calles.

    Saludos!

Leave a Reply