Melbourne: ¡cuidado con los tranvías!

Melbourne: ¡cuidado con los tranvías!

Una de las situaciones que causa más confusión cuando se visita la mayoría de los países con influencia británica, como es el caso de Australia, es saber – o recordar – a dónde debemos mirar antes de cruzar una calle. Y esto se complica si a las bicicletas, coches y autobuses, tenemos que sumar los tranvías.

Para reducir el número de incidentes, en Melbourne la empresa responsable de ese servicio de transporte público ideó una curiosa, simpática y un poco atemorizante campaña, en la que compara a los tranvías con ¡rinocerontes! 

Así que cuando visites Melbourne, no olvides tener mucho ¡cuidado con los tranvías!

MELBOURNE. CUIDADO CON LOS TRANVÍAS

Con el fin de evitar accidentes, en Melbourne diseñaron la campaña Beware the Rhino

Beware the rhino

El slogan principal de la campaña que financió la empresa Yarra Trams es “In anyone’s language a tram weighs as much as 30 rhinos” (En cualquier idioma, un tranvía pesa tanto como 30 rinocerontes). También hay una versión corta – “Beware” (¡Atención!) – traducida a innumerables lenguas.

MELBOURNE. CUIDADO CON LOS TRANVÍAS

De acuerdo a esta campaña, cada tranvía pesa tanto como 30 rinocerontes

Por mi parte, tengo que decir, que la campaña no sólo captó mi atención como turista curiosa, sino que además no olvidé ni por un segundo que tenía que tener ¡mucho cuidado con los rinocerontes!, perdón, ¡con los tranvías! 

MELBOURNE. CUIDADO CON LOS TRANVÍAS

Melbourne: uno de los carteles de la campaña Beware the Rhino (Cuidado con el rinoceronte)

MELBOURNE. CUIDADO CON LOS TRANVÍAS

Algunos de los idiomas incluidos en la campaña Beware the rhinos

(Visited 344 times, 1 visits today)

This article has 2 comments

  1. Jajajaja… nada menos que rinocerontes. Cómo para no darse cuenta. Desde luego el que se equivoque no tendrá perdón. Un abrazo.

    • Jajajaja, bueno, no te creas, con eso de que van a sentido contrario al que estamos acostumbrados la mayoría, a veces miramos al lado equivocado y oh, sorpresa, ahí está el “rinoceronte” En todo caso, la campaña no pasaba desapercibida. Otro abrazo para ti.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: