Unas vacaciones diferentes en Lyon

Unas vacaciones diferentes en Lyon

Hace un tiempo tuve la oportunidad de ir de vacaciones a una parte de Francia que me encantó, no solo por la gente tan amable que conocimos, sino por el paisaje tan bonito que nos encontramos. Estoy hablando del distrito de Lyon, y más concretamente del pueblo galorromano de Saint Romain en Gal.

Unas vacaciones diferentes en Lyon

Fue hace tres años cuando unos amigos y yo decidimos irnos de vacaciones a este pueblecito de la región de Ródano-Alpesen el distrito de Lyon. Pero a diferencia del típico plan sólo para relajarnos o ir a la playa, nos animamos a participar en uno de los eventos de recreación histórica romana que más gente atrae en Europa.

Recuerdo que cuando llegamos al autobús y empezamos a a descargar las maletas, nos quedamos con la boca abierta al descubrir la maravillosa villa romana que íbamos a tener el placer de visitar tantas veces como quisiéramos durante nuestra estancia. Así que una vez descargado todo el material y montado el campamento al estilo de la Baja República Romana, y como no podía ser de otra forma, fuimos directos a la entrada del yacimiento

Decididos a dejarnos seducir por la arquitectura de hace dos mil años, esta primera visita nos llevó lo que quedaba de tarde, puede que demasiado porque casi se nos pasa la hora de la cena, que era a las seis y media de la tarde.

Vacaciones diferentes en Lyon

Al día siguiente nos levantamos con una mañana muy fría y con niebla, que se disiparía poco a poco para dejar paso al sol y al calor de mediodía. Lo primero que hicimos, después de ponernos el uniforme de época, fue visitar los demás campamentos de nuestros compañeros de armas suizos, italianos y franceses. Esto nos llevó toda la mañana del sábado, ya que no podíamos dejar de hablar con ellos, pero especialmente con el grupo francés que fue a este evento.  

A la hora de la comida pudimos relacionarnos con los organizadores de este evento sobre la reconstrucción histórica de las batallas galo-romanas, que moviliza a más de 300 voluntarios, casi todos ellos franceses. Resultaron ser unas personas muy simpáticas y muy agradecidas con los extranjeros que fuimos al evento, pero ya llegaría la hora de enfrentarnos, en lo que nosotros llamábamos, el Campo de Marte, ya que estaban programadas algunas batallas para el público.

Durante la tarde del sábado pudimos tumbarnos un poco en el suelo de nuestro campamento para descansar un poco, o bien para jugar entre nosotros a una serie de juegos romanos, como las nueve en raya.

Después llegó la hora de la batalla y de nuevo coincidimos con los franceses como aliados, y he de decir que fueron unos grandes aliados, y lo más interesante es cómo, sin hablar el mismo idioma, éramos capaces de entendernos ambos grupos.

El domingo fue hora de volver a casa y descansar en el camino tras vivir esta experiencia que marcó la historia de Francia, pero que también dejó huella en nosotros. Sin duda, estas fueron unas vacaciones muy diferentes.

José M. Hernández, autor de esta entrada, estudia Ingeniería, pero disfruta viajar y compartir sus experiencias con otros turistas y viajeros curiosos.

(Visited 66 times, 1 visits today)

This article has 2 comments

  1. Lyon fue una de mis sorpresas el año pasada. La recorrimos durante 2 días enteros y la verdad es que tiene un montón de barrios con encanto. Incluso le dediqué 2 posts. Su pasado como capital de las galias, su centro histórico medieval. Vale mucho la pena!

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Hace un tiempo tuve la oportunidad de ir de vacaciones a una parte de Francia que me encantó, no solo por la gente tan amable que conocimos, sino por el paisaje tan bonito que nos encontramos. Estoy hablando del distrito… …

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: